TORRE DE LA HIGUERA

 Torreón de planta cuadrada y esquinas redondeadas, construido de mampostería y sillarejo. Conserva todos sus muros, aunque en uno de sus lados  ha perdido un trozo de lienzo. Tampoco conserva los suelos de madera, que dividían la torre en dos pisos y una terraza en la que no quedan ya restos de almenas. Ocupa una superficie de 60 m cuadrados, y mide 12 m de altura.

 La entrada está ubicada en el lado norte, con un pequeño foso ante ella, lo que nos indica que allí tuvo que existir un puente desmontable de madera.

Su aspecto hace pensar en una construcción cristiana del siglo XIII.

Su función era de torre de vigía. Construida sobre un cerro permite la visibilidad tanto hacia el Castillo de Montizón como hacia Eznavejor.

En las Relaciones de Felipe II, los encuestados afirman que al lado de dicha torre hay una fuente  "....con Sanguijuelas prietas y blancas y verdes y estas sanguijuelas tienen la virtud que cualesquier personas que tienen postemas en cualquier parte del cuerpo de cualquier calidad que sean yendo a esta fuente a echárselas o llevándolas a donde la persona que tuviere en que las lleven y tengan en su misma agua de la fuente y no en otra alguna porque si la sacan de su agua mueren, se hace de la parte donde esta la postema y enfermedad y no de otra parte alguna y chupan hasta que aplacan y estando harta luego se sueltan y no yeren en cosa ninguna aunque alzan en cabeza u ojos ni en otra parte peligrosa y sanan a la persona de aquella postema y viene de muchas partes de lejos....

 y dicen los médicos que solamente hay de esta sanguijuelas dos fuentes en toda África y Europa....".